miércoles, 10 de febrero de 2010

Flavia mi perra mágica


Flavia es una perra rara de color marrón, con alas y tiene una varita mágica. Pero el problema es que nadie la puede ver solo yo y claro los deseos que ella me cumple todos sospechan que yo soy un gran ¡MAGO!
Todo comenzó cuando en la escuela vino un compañero nuevo que era muy malo con todos y me daba miedo pero no podía hacer nada al respecto. Entonces se lo conté a mis papás y ellos me dijeron:
-¿Que comiste hoy hijo?
-Nada malo padre. Le dije.-Solo que ese chico me asusta mucho.
-¡Debes de haberte dormido en clases!, dijo mamá.- Mañana irás a un doctor para revisarte esa cabeza que siempre inventa cosas para no estudiar y no traer las pruebas con notas buenas.
-Pero…
-Pero nada. Haces lo que tu madre dice. Me interrumpió mi papá.
Al día siguiente fui al doctor. Me revisó la nariz y después me hizo una radiografía en el cerebro pero no se porque quiso hacer eso.
Después fui a la escuela para hablar con mi maestra sobre lo ocurrido pero cuando estaba por ir al aula pase por al lado de una planta que me sonrío, continué porque pensé que ya estaba alucinando, la volví a mirar y me llamaba. Fui y me dijo:
-¡Hola! soy Flavia y soy tu nueva “prima mágica”.
-¿Enserio? ¡Que locura! ¿Cuantos deseos tengo?
-¡Un montón, todos los que quieras y de cualquier cosa no hay reglas que te impidan algún deseo, también nadie tiene que saber que existo!
-En serio. Uau
-¿Te gustaría pedir algún deseo?
-Sí que mi vida no sea tan rara como es ahora, que todo cambie.
-¡OK!
Y… PIN, PAN, POF.
Todo cambio. Los autos eran todos rojos, que es mi color favorito, pero lo raro era que mis papás me prestaban más atención y ese malo chico que se llamaba: DR .MACTOR MATUTINO, no estaba más. Era muy raro porque se llamaba de esa manera, entonces le pregunté a Flavia como íbamos a averiguar todos los porque míos que necesitan una respuesta. Entonces fuimos al mundo: LA BONITA que era el planeta donde vivía ella. Fue muy rápido porque hizo con la barita TIN y lista ya estas ahí. Fuimos a un lugar que en el cartel de la entrada decía:

Entramos y fuimos a ver en un estante que decía: NOMBRES DESCONOCIDOS DE PERSONAS DEl MUNDO “ TIERRA”. Buscamos el nombre del chico malo y mientras leía encontré que era un hombre malvado de 35 años que recorría el mundo convertido en chico de 11 o 12 años, que a lo último hipnotizaba a las personas para que sean sus esclavas para ser el rey del mundo, después destruirlo y seguir haciendo lo mismo con los demás planetas.
Lo único que tenía que hacer era hacerlo desaparecer para siempre. Luego salimos de allí y fuimos a mi mundo. No lo encontrábamos pero cuando fuimos a las afueras de la ciudad: FLUFLINA estaba, con su ejército maligno listo para luchar. Antes le pregunté a Flavia que era mi único ejército:
-¿Cómo se enteró que iba a pasar esto?
- Es que él tiene un detector para saber si alguien lo trata de detener.
Flavia me construyó un genial traje que tenia:
• Una burbuja invisible antibala y bombas
• Cohetes voladores
• Un láser achicador
• Una mochila
La pelea comenzó. El me tiró una bala y no me afecto por el traje, después me trato de agarrar con sus ecuases malignos pero yo encendí los cohetes y no lo logró. Entonces yo le disparé con el láser achicador y le emboqué justo. Después Flavia lo hizo desaparecer para siempre como quería.
-Gracias perra.
-De nada.
-Ahora deseo que todo vuelva a ser como era antes sin Dr. Mactor Matutino, con mis papás que no me creían y que los autos vuelvan a ser como eran antes.
Y todo volvió a normalidad y vivieron felices papa siempre.

Fin

1 comentario: